EL DOLOR CERVICAL

El dolor de origen vertebral supone una prevalencia del 66% de la practica clínica, del cual un 44% supone dolor de columna cervical.

dolor orofacial

El dolor de columna cervical se puede encontrar en artropatías inflamatorias como la artritis reumatoide y la espondilitis anquilosante, pero la causa mas común con mucho de dolor cervical es benigno y guarda relación con trastornos localizados en el sistema musculoesquelético del cuello. La fisioterapia por tanto debe ser el tratamiento de elección por sus características fundamentales, es conservadora y reversible.

MANIPULACIÓN VERTEBRAL

La manipulación vertebral supone una herramienta de tratamiento muy potente en el tratamiento del dolor de columna cervical. En nuestro caso la columna cervical acapara toda nuestra atención por su implicación en determinados tipos de cefalea, así como la contribución que esta puede tener en el dolor orofacial, comúnmente mal llamados problemas de ATM.

La manipulación vertebral es clínicamente eficaz en el tratamiento de las cefaleas de origen cervical (Jull et al. 2002, Hoving et al. 2002) y es una técnica muy utilizada por los profesionales sanitarios, cabe hacer una diferenciación entre los distintos tipos de manipulación vertebral según la aplicación de fuerzas con diferentes características de velocidad y frecuencia (por ejemplo, sostenida, oscilatoria o empuje de alta velocidad). Si bien la manipulación no demostró mayor eficacia que la movilización específica cervical, en un largo y metodológicamente muy bien diseñado estudio (Hurwitz et al. 2002).

 dolor cervical

Figura 1. Arterias Vertebrobasilares

En esta parte indicar que a nivel personal prefiero las técnicas de movilización frente a las técnicas de alta velocidad, por el menor riesgo que implica su aplicación (Paciaroni et al. 2008). [Figura 1]

PRUEBAS COMPLEMENTARIAS O TEST ORTOPÉDICOS

Hasta hace relativamente poco tiempo, incluso actualmente se relaciona con mucha facilidad el dolor (en cualquier parte del cuerpo, si bien aquí hablaremos de la columna cervical) con la lesión tisular asociada, lo que conlleva al gasto desmesurado en técnicas de imagen (RMN, TC, Radiografias, etc.) sin que estas apoyen un diagnostico certero o correlacionado con la sintomatología que presenta el paciente.

dolor orofacial

Bien, sin entrar en demasiada materia exponer que existen una serie de pruebas clínicas que orientan de manera muy certera el diagnostico mediante la exploración física, poniendo en evidencia los trastornos del sistema articular, muscular, de la misma manera que las alteraciones sensitivo-motoras y su relación con los síntomas y la afectación funcional del paciente (Sharmann SA. 2002). Lo que supondría un diagnóstico certero, rápido y garantía, con unos plazos de espera por parte del paciente menores que los que soporta actualmente la sanidad pública.

He de reconocer que en ningún caso se puede comparar una pruebas ortopédicas realizadas en cualquier consulta a la sofisticación y el despliegue que supone la introducción de tu cuerpo en un aparato de varios cientos de miles de euros ubicado en el sótano de un hospital donde ademas hay un ir y venir de personal sanitario que lo viste todo mucho mas rimbombante.

SEGMENTOS CERVICALES

En el segmento cervical diferenciamos dos partes importantes:

  • la parte articular: compuesta por el segmento craneocervical (C0 y C1) y la columna cervical propiamente dicha (C2,C7).

  • la parte muscular: donde encontramos los músculos estabilizadores segmentarios profundos y la musculatura superficial.

Ambos serán los encargados del control de la postura y el movimiento cervical.

MUSCULATURA ESTABILIZADORA CERVICAL

Cuando existe un desequilibrio entre los músculos estabilizadores (o profundos) y la musculatura superficial, el resultado suele ser cambios en la curvatura cervical con el consiguiente desequilibrio de la biomecánica normal de la columna y el posible desarrollo de dolor cervical en cualquiera de sus variadas presentaciones.

RELACIÓN CERVICAL Y ESCAPULAR

La relación existente entre la columna cervical y la cintura escapular mediante las inserciones musculares en la columna cervical, puede modificar el desarrollo de movimiento normal del segmento cervical por la relación longitud-tensión de los músculos axioescapulares (por ejemplo: el músculo elevador de la escápula), por lo que el análisis del movimiento que se debe llevar a cabo en el diagnostico cervical debe implicar a otras estructuras adyacentes.

Por último, decir que esta análisis macroscopico de la columna cervical y sus estructuras responde a una simplificación debido al alto grado de complejidad que tiene el segmento, el funcionamiento integrado de las regiones craneomandibulares y las escapulotoracicas por su obvia relación mecánica y neurofisiológica hacen necesario un análisis completo para el diagnóstico cervical.