Calle Santa Engracia 93 1D
(34) 91 755 39 35
(34) 630 637 510

Articulación temporomandibular y violinistas. ¿por qué esta profesión tiene más prevalencia de sufrir una disfunción temporomandibular?

La práctica profesional de la música conlleva largas horas de ensayos y trabajo con el instrumento, de manera muy repetitiva. El violín no es una excepción y, sin ninguna duda, la mala adaptación a este trabajo se puede traducir en diferentes tipos de trastornos musculoesqueléticos y concretamente disfunciones de la articulación temporomandibular (ATM).

La disfunción temporomandibular suele cursar con dolor en la articulación temporomandibular, en la columna cervical, en la región cráneofacial, etc. Además, puede cursar con problemas articulares como la limitación de la apertura o ruidos articulares.

¿En qué sentido los músicos se pueden ver más afectados por esos factores de riesgo?

Por otro lado, los músicos, ya sea por el nivel de exigencia al que se ven sometidos o por el miedo al fracaso desarrollan un tipo de ansiedad asociada a la profesión: “Music Performance Anxiety” (MPA). Este tipo de ansiedad podría explicarse como una experiencia de miedo exagerado relacionada con la actuación en público. La evidencia científica muestra una gran correlación del pánico escénico de los músicos con la posibilidad de desarrollar dolor orofacial. Por tanto, parece un factor de riesgo para cualquier problema de mandíbula sufrir este “pánico escénico”.

¿Sufren los violinistas estadísticamente más disfunción temporomandibular?

Según nos revela la literatura científica, si en la población padece algún problema en la Articulación TemporoMandibular un 30% de la población, un 80% de los violinistas que trabajan en una orquesta, por estadística lo sufrirán.

También se ha encontrado una alta prevalencia en violistas (características parecidas al violín) y en los músicos que se dedican al viento-metal y al viento madera. Además, se han realizado diferentes en la musculatura masticatoria de pianistas, la cual mostraba una mayor actividad, acorde con la dificultad de la pieza. Sin embargo, el número de pianistas con disfunción en la Articulación TemporoMandibular no es estadísticamente significativo con respecto a la población.

disfuncion ATM

¿Qué razones puede haber para que los violinistas tengan más tendencia a desarrollar estos problemas de ATM?

Los violinistas y los violistas tiene una manera de tocar su instrumento muy concreta, en la que se apoya el instrumento durante largas horas entre el hombro y la barbilla. Es decir, constantemente, la articulación temporomandibular del lado que sujeta el violín recibe una presión hacia el lado contralateral, mientras que el hombro que sujeta el violín necesita estar constantemente elevado.

Por otro lado, hay un gran desequilibrio entre los movimientos que realizan ambos brazos: el lado sobre el se apoya el violín tiene movimientos más bien estáticos, y el lado que mueve el arco, realiza movimientos mucho más amplios.

A la luz de la evidencia, se confirma, que los violinistas y violistas, tienen un menor control de los músculos cervicales estabilizadores, un menor rango de movimiento y una tendencia a la disquinesia escapular, en la extremidad que mueve el arco.

Finalmente, cabe destacar, que estos músicos tienen un cierto miedo a revelar dolor de tipo musculoesquelético. Quizá esto también pueda agravar la situación y que acudan tarde a recibir el tratamiento de fisioterapia.

CONCLUSIONES

  • El pánico escénico es, sin duda un gran problema al que se ven sometidos los músicos.
  • El exceso de carga, provocado por las largas horas de ensayos en posiciones mantenidas, potencialmente lesivas, puede acelerar los procesos degenerativos en la ATM.
  • La fisioterapia debe actuar en la vida de estos músicos para que puedan disfrutar de su profesión, en las mejores condiciones posibles, sin dolor.

BIBLIOGRAFIA:

1. Amorim MIT, Jorge AIL. Association between temporomandibular disorders and music performance anxiety in violinists. Occup Med (Chic Ill). 2016;66(7):558–63.
2. Barbar AE, Crippa JA, Osório FL. Parameters for screening music performance anxiety. Rev Bras Psiquiatr. 2014;36(3):245–7.
3. Jang JY, Kwon JS, Lee DH, Bae JH, Kim ST. Clinical signs and subjective symptoms of temporOmandibular disorders in instrumentalists. Yonsei Med J. 2016;57(6):1500–7.
4. Attallah MM, Visscher CM, van Selms MKA, Lobbezoo F. Is there an association between temporomandibular disorders and playing a musical instrument? A review of literature. J Oral Rehabil. 2014;41(7):532–41.
5. Tawde P, Dabadghav R, Bedekar N, Shyam A, Sancheti P. Assessment of cervical range of motion, cervical core strength and scapular dyskinesia in violin players. Int J Occup Saf Ergon. 2016;22(4):572–6.
6. Surgery O. Prevalence of temporomandibular disorders among junior high school students who play wind instruments. 2016;29(1):69–76.
7. Pampel M, Jakstat HA, Ahlers OM. Impact of sound production by wind instruments on the temporomandibular system of male instrumentalists. Work. 2014;48(1):27–35.

Leave a comment