bruxismo infantil

El bruxismo es una parafunción caracterizada por el rechinar de los dientes, determinado por una etiología multifactorial que envuelve factores dependientes del Sistema Nervioso Central, genéticos y aspectos psicosociales.

Aunque este término se asocia normalmente a dolor de cabeza en el adulto, la prevalencia en niños varía desde el 14 al 36%. De hecho, parece que afecta en mayor medida a los niños de familias con mayor poder adquisitivo.

En cuanto a los factores psicosociales, los problemas de la salud oral parecen relacionarse con el "sentido de coherencia" de los padres, es decir, la capacidad de adaptar el estrés a cada situación.

¿Qué criterios se utilizan para diagnosticar bruxismo?

Según la Asociación Americana de de Medicina del Sueño (AASM):

    1. El paciente es consciente de rechinar dientes mientras duerme.
    2. Incluidos uno o más de estos signos:
      A. Desgaste dientes.
      B. Fatiga y disfunción de la musculatura masticatoria, dolor o bloqueo mandíbular al levantarse.
      C. Hipertrofia masetero al apretar voluntariamente con fuerza.
    3. No existe otro desorden del sueño, ni origen neurológico o por uso de medicación; que modifique esa actividad muscular masticatoria.

Sin embargo, la propia Asociación Americana de Medicina del Sueño, afirma que el reporte de los padres/tutores del infante, que perciben que su hijo rechina los dientes por la noche, es suficiente para diagnosticar como bruxismo nocturno infantil.

¿Con qué se asocia el bruxismo en niños?

El bruxismo en los niños se asocia con el degaste dental y una calidad del sueño pobre. Sin embargo, no se correlaciona con el estatus socioeconómico, ni con el sentido de coherencia de los padres.

undefined

El desgaste dental no es realmente importante por el cambio en la dentición (dientes de leche). Sin embargo, la mala calidad del sueño debe prevenirse evitando luces y ruidos en la habitación.

¿Qué factores de riesgo están relacionados con el bruxismo?

Los factores de riesgo, es decir, los grupos de población en los que mayor incidencia se encuentra, relacionados con el bruxismo son los siguientes:

      • Mujeres
      • Reacciones psicológicas nerviosas de responsabilidad
      • Dormir menos de 8 horas
      • Dormir con la luz encendida
      • Fumadores pasivos
      • Síntomas emocionales y problemas mentales
      • Dolor de cabeza
      • Ruido en la habitación
      • Problemas de conducta 

¿Qué debo hacer si mi hijo padece bruxismo?

La activación motora recurrente rítmica de la musculatura masticatoria conocido como bruxismo, no se considera un comportamiento patológico, esto significa que no es necesaria una intervención clínica salvo que existan síntomas del sistema estomatognático (desgaste dental, dolor en articulación temporomandibular, musculatura masticatoria, dolor de cabeza).

Por tanto, si tu hijo no tiene ningún síntoma en el sistema estomatognático, es mejor que estés tranquilo.

Por otro lado, el uso de férulas de descarga, en ningún caso ha demostrado que detenga el bruxismo, su uso se debe limitar a evitar el desgaste dental.

Sin embargo, el tratamiento de fisioterapia es sencillamente el tratamiento de elección en el caso de que vuestro hijo tenga algunos de estos síntomas, ya que al existir un exceso de tono muscular en cierta musculatura que posiblemente esté provocando los síntomas estomatognáticos.

No obstante, el bruxismo es un problema relacionado con una mala calidad del sueño, por lo que deben tomarse las medidas preventivas (reducción de ruido y luz) como ayuda en el tratamiento.

Conclusiones:

    • En los niños también se producen episodios de bruxismo, los cuales no son relevantes si no existe sintomatología en el sistema estomatognático.
    • Las férulas no han demostrado ser eficaces para combatir el bruxismo. Solo deberían utilizarse con el fin de evitar el desgaste dental.
    • La fisioterapia puede ser una gran ayuda en los problemas asociados al bruxismo.

BIBLIOGRAFÍA

1. Lindblad C, Langius-Eklöf A, Petersson L-M, Sackey H, Bottai M, Sandelin K. Sense of Coherence is a Predictor of Survival: A Prospective Study in Women Treated for Breast Cancer. Psychooncology. 2018 Mar 12.
2. Gomes MC, Dutra LC, Costa EMMB, Paiva SM, Granville-Garcia AF, Martins CC. Influence of sense of coherence on oral health-related quality of life: a systematic review. Qual Life Res. Springer International Publishing; 2018 Mar 12;39(1):3-11.
3. Gomes MC, Neves ÉT, Perazzo MF, Souza EGC de, Serra-Negra JM, Paiva SM, et al. Evaluation of the association of bruxism, psychosocial and sociodemographic factors in preschoolers. Braz Oral Res. 3rd ed. Sociedade Brasileira de Pesquisa Odontológica; 2018 Feb 5;32(0):e009.
4. Guo H, Wang T, Li X, Ma Q, Niu X, Qiu J. What sleep behaviors are associated with bruxism in children? A systematic review and meta-analysis. Sleep Breath. Springer International Publishing; 2017 Dec;21(4):1013-23.
5. Guo H, Wang T, Niu X, Wang H, Yang W, Qiu J, et al. The risk factors related to bruxism in children_ A systematic review and meta-analysis. Arch Oral Biol. Elsevier; 2017 Nov 14;86:18-34.
6. Saulue P, Carra M-C, Laluque J-F, d'Incau E. Understanding bruxism in children and adolescents. Int Orthod. 2015 Dec;13(4):489-506.