El dolor de cabeza es una sintomatología muy frecuente en la población, de modo que en torno a un 96% de la población ha padecido, padece o padecerá a lo largo de su vida dolor de cabeza. 

La Asociación Internacional del Dolor de Cabeza, en 2013 publicó la última clasificación de las cefaleas que incluye todos los tipos de cefaleas y sus características.

La cefalea cervicogénica se define como aquel dolor de cabeza provocado por un desorden en la columna cervical y sus componentes, ya sean tejido óseo o blando. En su diagnóstico, es necesario diferenciarlo de otros tipos de cefaleas, como puede ser la cefalea tensional crónica asociada a la sensibilidad pericraneal.

Por tanto, para poder saber con certeza que estamos ante una cefalea de origen cervical, es necesario conocer ampliamente sus criterios diagnósticos.

Criterios diagnósticos de la cefalea cervicogénica:

  1. Se cumplen al menos 2 de los siguientes criterios
    1. El dolor de cabeza aparece en relación temporal a la lesión cervical.
    2. El dolor de cabeza se resuelve con la mejoría de la lesión cervical.
    3. El rango de movimiento cervical está reducido y el dolor de cabeza empeora con las maniobras de provocación.
  2. Pruebas clínicas que evidencien daño en las estructuras cervicales.
  3. Que no exista otra clasificación mejor que la de cefalea cervicogénica para ese dolor de cabeza.

¿Qué consecuencias tiene esta patología?

Los trastornos en la columna cervical acarrean consigo diferentes cambios en la coordinación neuromuscular, en la neurofisiología del dolor, etc que son agravantes de estos síntomas en el dolor de cabeza y en la sensibilización de las estructuras cervicales y craneales.

cefalea cervicogenica

La mala adaptación a la patología o el intento fallido de reparación de la estructura convierten estas alteraciones en maladaptativas, es decir, que no “funcionan” en la recuperación de la lesión.

En estas ocasiones, cuando el propio organismo no es capaz de volver a recuperar esa coordinación, será más necesario aún un tratamiento exhaustivo del problema neuromuscular.

¿Cuál es el tratamiento eficaz para la cefalea cervicogénica?

Como es lógico, si se producen alteraciones en la musculatura que agravan la sintomatología, es necesario reentrenar esa coordinación muscular de manera específica.

En este aspecto, la literatura científica revela que el ejercicio terapéutico, dirigido y prescrito por un fisioterapeuta, es una herramientas de elección para el tratamiento de la cefalea de origen cervical.

Por otro lado, la punción seca ha demostrado ser muy eficaz para el tratamiento del dolor y concretamente para la cefalea cervicogénica.

Finalmente cabe destacar que la terapia manual neuro-ortopédica está completamente indicada para este trastorno. Sin embargo, las manipulaciones de alta velocidad, además de no ser superiores en efectividad a la movilización, tienen riesgos que pueden llegar a ser mortales en alguna ocasión.

Además, la educación terapéutica y el abordaje bioconductual son elementales para el dolor en esta región. Esta herramienta de tratamiento consigue activar el sistema inhibitorio descendente, consiguiendo analgesia desde el propio encéfalo.

En definitiva, la fisioterapia es el primer tratamiento que debiera recibirse ante esta situación patológica.

En resumen…

  • La cefalea cervicogénica, es un tipo de dolor de cabeza bien definido y clasificado. Por tanto, se deben seguir los criterios diagnósticos establecidos para su diagnóstico y tratamiento.

  • La fisioterapia ha demostrado ampliamente ser eficaz en el tratamiento de esta patología. Por tanto, es necesario buscar a profesionales especializados y no dudar en acudir al fisioterapeuta por esta patología.

BIBLIOGRAFÍA

1. Park SK, Yang DJ, Kim JH, Heo JW, Uhm YH, Yoon JH. Analysis of mechanical properties of cervical muscles in patients with cervicogenic headache. J Phys Ther Sci. The Society of Physical Therapy Science; 2017 Feb;29(2):332–5.
2. Headache Classification Committee of the International Headache Society (IHS). The International Classification of Headache Disorders, 3rd edition (beta version). Cephalalgia. 2013 Jun 14;33(9):629–808.
3. Uthaikhup S, Assapun J, Kothan S, Watcharasaksilp K, Elliott JM. Structural changes of the cervical muscles in elder women with cervicogenic headache. Musculoskelet Sci Pract. 2017 Jun;29:1–6.
4. Gelecek N, Akkan H. The effect of stabilization exercise training on pain and functional status in patients with cervical radiculopathy. J Back Musculoskelet Rehabil. IOS Press; 2017 Sep 8;36(3):1–6.
5. Alpayci M, İlter S. Isometric Exercise for the Cervical Extensors Can Help Restore Physiological Lordosis and Reduce Neck Pain: A Randomized Controlled Trial. Am J Phys Med Rehabil. 2017 Sep;96(9):621–6.
6. Gil-Martínez A, Kindelan-Calvo P, Agudo-Carmona D, Muñoz-Plata R, López-de-Uralde-Villanueva I, La Touche R. [Therapeutic exercise as treatment for migraine and tension-type headaches: a systematic review of randomised clinical trials]. REV NEUROL. 2013 Nov 16;57(10):433–43.
7. Sedighi A, Nakhostin Ansari N, Naghdi S. Comparison of acute effects of superficial and deep dry needling into trigger points of suboccipital and upper trapezius muscles in patients with cervicogenic headache. Journal of Bodywork and Movement Therapies. 2017 Oct;21(4):810–4.
8. France S, Bown J, Nowosilskyj M, Mott M, Rand S, Walters J. Evidence for the use of dry needling and physiotherapy in the management of cervicogenic or tension-type headache: a systematic review. Cephalalgia. 2014 Oct;34(12):994–1003.
9. Garcia JD, Arnold S, Tetley K, Voight K, Frank RA. Mobilization and Manipulation of the Cervical Spine in Patients with Cervicogenic Headache: Any Scientific Evidence? Frontiers in Neurology. Frontiers; 2016 Mar 21;7(3):173.
10. Albuquerque FC, Hu YC, Dashti SR, Abla AA, Clark JC, Alkire B, et al. Craniocervical arterial dissections as sequelae of chiropractic manipulation: patterns of injury and management. J Neurosurg. 2011 Dec;115(6):1197–205.
11. Gil-Martínez A, París-Alemany A, López-de-Uralde-Villanueva I, La Touche R. Management of pain in patients with temporomandibular disorder (TMD): challenges and solutions. J Pain Res. Dove Press; 2018;Volume 11:571–87.