Los trastornos temporomandibulares comprenden una gran variedad de condiciones que afectan a la anatomía y las características funcionales de la articulación temporomandibular. Los factores que contribuyen a la complejidad de la disfunción temporomandibular están relacionados con la dentición, el rechineo de los dientes y otros sistemas relacionados que suelen provocar síntomas de dolor muscular, articular y periarticular.

tratamientos atm

En el año 2013 Reid y Greene, jefes de servicio en la clínica mayo (Rochester) y del departamento de ortodoncia de la escuela de dentistas de universidad Illinois (Chicago), respectivamente, hablan de manera crítica sobre la práctica, en algunos casos temerosa, que se está llevando a cabo con este tipo de afecciones. 

¿Por qué afirman que los ortodoncistas están llevando a cabo prácticas temerosas?

La realidad es que en la actualidad solo existe evidencia de que la fisioterapia y la farmacoterapia son las únicas prácticas eficaces para el dolor y la disfunción temporomandibular. 

Sin embargo, tradicionalmente se han utilizado otros tratamientos más invasivos como la ortodoncia o las férulas de descarga o reposicionamiento del disco para el tratamiento del dolor orofacial. 

Sin embargo, desde aquel entonces Reid y Greene afirmaron que los dentistas pueden proporcionar tratamientos conservadores y reversibles que son exitosos en la gran mayoría de situaciones y cumplen con el código ético de la profesión. Sin embargo, aquellos dentistas que aún siguen los modelos mecanicistas más antiguos no solo están fuera de la ciencia, sino que ponen en peligro el bienestar de sus pacientes proporcionando intervenciones innecesarias e irreversibles de cambio de mordida y reposicionamiento de la mandíbula". 

Y, años más tarde, en la más reciente revisión que se ha realizado sobre el tratamiento del dolor en la ATM, se ha confirmado que el uso de férulas únicamente sirve para evitar el desgaste dental. 

De hecho, el uso de la ortodoncia y las férulas para la disfunción temporomandibular tienen su base en una mala oclusión, en una "manera incorrecta" de cerrar la boca. Sin embargo, la ciencia ha demostrado que el trastorno temporomandibular no se asocia a una mala oclusión y, por tanto, no debe ser el tratamiento de elección para el dolor orofacial, ni para el trastorno temporomandibular. 

En la actualidad la fisioterapia es la especialidad que ha demostrado tener mayor éxito con la menor adversidad en el trastorno temporomandibular. Por tanto, además de ser un tratamiento conservador y reversible, según la ciencia es el más eficaz. 

Entre sus diferentes técnicas de tratamiento podemos encontrar:

  1. Terapia manual ortopédica. 
  2. Punción seca. 
  3. Electroterapia. 
  4. Terapia bio-conductual.
  5. Ejercicio terapéutico.
  6. Educación terapéutica.
  7. Todas ellas han demostrado ser necesarias y competentes para tratar las diferentes patologías que engloban la región cervicocraneomandibular. 

Conclusiones

  • La disfunción temporomandibular, engloba un complejo conjunto de signos y síntomas. El dolor suele estar presente en la mayoría de las ocasiones. 
  • Los tratamientos cuyas consecuencias son irreversibles, deben ser la última opción a la hora de tratar el trastorno temporomandibular. 
  • Las ortodoncias y férulas no han demostrado efectividad para el tratamiento de estas patologías. 
  • La fisioterapia es la especialidad que más evidencia tiene en la actualidad y la primera opción a escoger para el tratamiento de la disfunción temporomandibular. 

BIBLIOGRAFÍA

1. Gil-Martínez A, París-Alemany A, López-de-Uralde-Villanueva I, La Touche R. Management of pain in patients with temporomandibular disorder (TMD): challenges and solutions. J Pain Res. Dove Press; 2018;Volume 11:571-87.
2. Reid KI, Greene CS. Diagnosis and treatment of temporomandibular disorders: an ethical analysis of current practice . J Oral Rehabil. 2013 May 21;:1-16.
3. DDS CSG, PhD AOD. Treating temporomandibular disorders with permanent mandibular repositioning: is it medically necessary? Oral Surgery, Oral Medicine, Oral Pathology and Oral Radiology. Elsevier Inc; 2015 May 1;119(5):489-98.
4. Greene CS. Relationship between occlusion and temporomandibular disorders: Implications for the orthodontist. American Journal of Orthodontics and Dentofacial Orthopedics. American Association of Orthodontists; 2011 Jan 1;139(1):11-5.