1. Dolor Lingual

Cualquier dolor lingual nos hace pensar en un posible atrapamiento nervioso del nervio lingual, compromiso trigeminal o incluso de patologí­as de mayor índole.

2. ¿Qué es la lengua?

La lengua esta compuesta de músculos, además de estar en estrecha relación con otros tantos músculos que conforman el suelo de la boca, por lo que se deben buscar las causas del dolor lingual de manera coherente a los síntomas del paciente.

3. ¿Cómo es el dolor muscular por puntos gatillo?

El dolor músculo-esquelético, tiene la característica de ser en muchos casos difuso, incluso si es por activación de puntos gatillo miofasciales, referido. Es decir que aparece el dolor en zonas distales, donde el músculo esta afectado.

Por tanto, si un paciente hace referencia a dolor lingual, de carácter difuso, incluso difí­cil de localizar que en muchos casos, cuando realizamos exploración de la musculatura se reproduce el dolor lingual o aparece en otras zonas de cabeza y cuello, podríamos encontrarnos ante un punto gatillo del músculo milohioideo.

En ocasiones aparece asociado a dolores de cabeza, dolores en la cara, zona temporal, que en la anamnesis relacionas con la actividad muscular (comer, hablar, respirar,…) si estamos ante un dolor de características musculares y por tanto no hay lesiones tratables con cirugí­a, ni atrapamiento de ningún nervio, y muchísimo menos en la articulación temporomandibular (ATM) puesto que el nervio auriculotemporal, encargado de su inervación, daría otros síntomas diferentes a la parestesia lingual y dolor orofacial.

4. Como saber si el dolor lingual es de origen muscular.

Dolor lingual irradiado de la musculatura, milohioideo

La sintomatologí­a nos da una idea de lo que sucede pero si no realizamos una exploración exhaustiva en muchas ocasiones erraremos en el diagnóstico, debemos palpar la estructura, con cuidado, explorar para así­ poder llegar a una diagnóstico que nos ofrezca certeza, y así­ poder diseñar un plan de tratamiento adecuado…

Podemos encontrar la relación entre el nervio milohioideo y el nervio lingual, a través de un ramo comunicante existente entre nervio lingual y nervio milohioideo. Es por tanto imprescindible realizar un buen diagnóstico que asegure que el dolor lingual es de procedencia muscular, descartando otros signos.

5. Cómo podemos tratar el dolor lingual.

Ejercicios liguales para el dolor en la lenguaDesde la fisioterapia tenemos alternativas de tratamiento para tratar de eliminar los puntos gatillo y sus consecuencias a nivel del dolor muscular. Una de las alternativas al tratamiento de la musculatura es la punción seca que demuestra un nivel de eficacia elevada en el control del dolor.

El ejercicio controlado y terapéutico siempre es de ayuda en los procesos donde se cursa con dolor, puesto que existe ligeras perdidas del control motor cuando estamos expuestos a dolor constante.

Share This