Calle Santa Engracia 93 1D
(34) 91 755 39 35
(34) 630 637 510

La columna cervical

La columna cervical se compone de siete unidades funcionales de las cuales las tres superiores, llamadas craneocervicales, son totalmente distintas entre ellas.cervicalgia

Dicha región causa una sintomatología diferente a la que puede producir el resto de la columna cervical, denominada columna cervical típica. Esto de debe a sus diferencias anatómicas. Desde el punto de vista anatómico, la columna cráneo-cervical es el segmento comprendido entre el occipital-C1-C2, pero funcionalmente se incluye la tercera vértebra cervical, ya que sus disfunciones comparten cuadros clínicos semejantes.

El occipital es considerado funcionalmente la primera vértebra cráneo-cervical. El atlas es un hueso circular que se compone de dos cuerpos laterales que soportan el peso de la cabeza y se articulan con la primera vertebra cervical.

Las facetas superiores del atlas (primera vertebra cervical) y la curvatura de los cóndilos es tan idéntica que lo convierte en la articulación más congruente de la columna cervical evitando así cambios degenerativos.

Estas características anatómicas tan complejas y distintas del resto del segmento cervical hace que la biomecánica del movimiento en este segmento sea completamente diferente del resto de los segmentos de la columna.

Desde el punto de vista biomecánico la columna se podría dividir en dos segmentos claramente diferenciados por su comportamiento ante el movimiento, el complejo cráneo-cervical y la columna cervical tipo. Esta columna cervical tipo, comienza a partir de la articulación entre C2 y C3,  y que por su relación en la patomecánica de los trastornos temporomandibulares ha de ser conocida y descrita.

Es una realidad que el movimiento entre la columna cervical, la cabeza y la mandíbula es una relación concomitante, ya que los movimientos en cada uno de los segmentos por separado van a condicionar, en ocasiones favorecer o limitar, el movimiento de los otros.

A diferencia del segmento cráneo-cervical, en el segmento cervical tipo, existe disco intervertebral, lo cual marca una gran diferencia, que supone asumir que este segmento tiene una función específica de soporte de carga mayor disipando las fuerzas que se originan por el equilibrio y la orientación de la cabeza. Además del disco, las facetas articulares ayudan en la disipación de las cargas, concretamente un 23% de las cargas axiales según O´Leary (2018).

La columna cervical concede multitud de zonas de inserción para la musculatura que permite el movimiento. Hay una diversidad de músculos en el segmento cervical tipo que podríamos resumir según la función en dos grandes grupos, la musculatura estabilizadora y la musculatura encargada del movimiento y orientación de la cabeza, necesaria para la intercomunicación con el medio.

Musculatura suboccipital estabilizadora
Musculatura suboccipital estabilizadora

Los músculos estabilizadores locales están diseñados para el control segmentario de movimiento de la columna cervical, así como la estabilización. Generan fuerzas de baja intensidad que permiten aumentar la rigidez muscular y evitar los movimientos traslatorios indeseados, la disfunción de esta musculatura provoca déficit de control motor y reaccionan al dolor mediante la inhibición con el resultado de pérdida de control de la posición articular neutra.

Los músculos estabilizadores globales controlan la amplitud del movimiento articular, gracias a la contracción concéntrica, excéntrica e isométrica realizan estabilización en el rango articular completo.

Los músculos movilizadores globales generan movimientos amplios mediante su actividad fundamentalmente concéntrica mediante la aceleración del movimiento. Generan patrones fásicos, por lo que su actividad no es constante. Su disfunción genera acortamiento por espasmo, y va acompañada de dolor.

Ejercicio terapeutico cervicalComo resultado de los anterior, la parte importante de la columna cervical en la mayoría de las ocasiones es restablecer el buen funcionamiento de los músculos dentro de su función especifica, para así evitar gran parte del dolor muscular. En cuanto al componente de dolor que puede estar provocado por la parte ósea, se debe en gran parte a microtraumatismos ocasionados por la falta de estabilidad y control motor, de manera que nuevamente evaluar el estado muscular se antoja primordial.

Port Relacionados

Leave a comment